Marca la X a favor de la Iglesia en tu Declaración de la Renta
Haz una declaración de amor
Haz una declaración de solidaridad
Haz una declaración de fe

Es responsabilidad de la Iglesia cuidar del patrimonio que nos beneficia a todos

La Iglesia es responsable de cuidar el patrimonio que los cristianos han ido dejando siglo tras siglo a su cuidado. Es un error comunmente extendido de que la iglesia, la ermita, es del pueblo. Esas iglesias o ermitas han sido construidas por los cristianos a lo largo de los siglos: le han ofrecido a Dios lo mejor que tenían en todos los sentidos, en el material y en el espiritual.

Aun así, la Iglesia se reconoce como administradora de todos estos bienes y los comparte con toda la sociedad para que todos podamos disfrutar de esos bienes culturales, y así podamos engrandecer nuestro espíritu.

En realidad, ese patrimonio no es rentable económicamente sino que obliga a la Iglesia a pedir la colaboración de las instituciones para que pueda seguir siendo una riqueza para todos.

La Iglesia no tiene ningún importe asignado en los Presupuestos Generales del Estado

El dinero que la Iglesia recibe no proviene de los Presupuestos Generales del Estado sino de la voluntad libre de los contribuyentes al marcar la X a favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta. Todos los meses el Estado da algo más de 13 millones de euros pero es a cuenta del dinero del resultado del IRPF. 

Es incorrecto decir que el Estado subvenciona a la Iglesia porque si ningún contribuyente marcara la X de la Iglesia en la Declaración de la Renta, la Iglesia no recibiría nada por esa vía.

Lo que somos
Labor de la Iglesia
Labor de la Iglesia
Campañas Informativas
Campañas Informativas
Colabora con tu Dióceis
Colabora con tu Diócesis