Marca la X a favor de la Iglesia en tu Declaración de la Renta
Haz una declaración de amor
Haz una declaración de solidaridad
Haz una declaración de fe

Para marcar la X a favor de la Iglesia...

Si realiza la Declaración de la Renta usted mismo: no olvide que tiene esta opción y que basta con marcar la casilla de la Iglesia católica para colaborar.

Si le ayuda un tercero (oficinas de Hacienda, asesor fiscal, un familiar o algún Banco o Caja, etc.) no olvide recordarle que su deseo es marcar la casilla a favor de la Iglesia católica.

Si usted ha recibido el borrador en casa y desea modificarlo puede hacerlo:

Por Internet: en el impreso que ha recibido se le facilita una clave alfanumérica de acceso restringido a su borrador que le permitirá hacer las modificaciones que considere oportunas a través de la web de la Agencia Tributaria: www.agenciatributaria.es

Por teléfono: información Tributaria (901 33 55 33) o Centro de Atención Telefónica (901 20 03 45).

Personalmente: en las oficinas de la Agencia Tributaria previa cita concertada a través de Internet o en el teléfono 901 22 33 44

La Iglesia no recibe ninguna cantidad de los Presupuestos Generales del Estado

La Iglesia no recibe ninguna cantidad de los Presupuestos Generales del Estado a pesar de que todavía el 40% de los españoles piensa que sí, que el Estado pasa una cantidad determinada a la Iglesia. Hace ya años que no es así.

La cantidad que la Iglesia recibe depende en exclusiva de la libertad de los contribuyentes al marcar la X a favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta. Es más, la cantidad que aparece en los Presupuestos Generales del Estado -algo más de 13 millones al mes- son pagos a cuenta en función del resultado a favor de la Iglesia en el IRPF.

El artículo 16 de la Constitución Española de 1978 establece que los poderes públicos «mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones». Por otra parte, el Acuerdo sobre Asuntos Económicos entre la Santa Sede y el Estado Español, de enero de 1979, establece que «el Estado se compromete a colaborar con la Iglesia Católica en la consecución de su adecuado sostenimiento económico, con respeto absoluto del principio de libertad religiosa» (art. II.1). Cooperación y colaboración no es financiación directa ni subvención.

Lo que somos
Labor de la Iglesia
Labor de la Iglesia
Campañas Informativas
Campañas Informativas
Colabora con tu Dióceis
Colabora con tu Diócesis