Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios
La Iglesia comunidad que acompaña y ayuda.
Ayuda a tu parroquia. Ganamos todos.
La Iglesia con todos, al servicio de todos
La Iglesia comunidad que acompaña y ayuda.
La Iglesia con todos, al servicio de todos
Ayuda a tu parroquia. Ganamos todos.

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y la Iglesia

Es un incentivo fiscal regulado en la Ley de Mecenazgo (Ley 49/2002) que considera que muchas instituciones desarrollan una labor valiosa para la sociedad. Ese es el origen de la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Es lógico que el Estado promueva e incentive –también fiscalmente a quienes trabajan a favor del bien común.

En las mismas condiciones que la Iglesia están las fundaciones, las asociaciones de utilidad pública, las federaciones deportivas, los partidos políticos, los sindicatos, las iglesias evangélicas,  las comunidades hebreas y los musulmanes. En Madrid, por ejemplo, no pagan el IBI: el museo del Prado, la SGAE, el Hotel Ritz, el Palacio de Liria, etcétera. Está regulado en la llamada Ley de Mecenazgo.

La Iglesia no tiene ningún importe asignado en los Presupuestos Generales del Estado

El dinero que la Iglesia recibe no proviene de los Presupuestos Generales del Estado sino de la voluntad libre de los contribuyentes al marcar la X a favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta. Por este concepto la Iglesia recibió 248,52 millones de euros en 2012.

Es incorrecto decir que el Estado subvenciona a la Iglesia porque si ningún contribuyente marcara la X de la Iglesia en la Declaración de la Renta, la Iglesia no recibiría nada por esa vía.

Lo que somos
Labor de la Iglesia
Labor de la Iglesia
Campañas Informativas
Campañas Informativas
Colabora con tu Dióceis
Colabora con tu Diócesis