Economía de la Iglesia

Con la llegada del marco constitucional, arrancó un nuevo camino en el sostenimiento de la Iglesia donde los católicos asumimos la financiación de nuestra Iglesia. En esta colección de artículos se describe la situación actual del sistema de sostenimiento económico de la Iglesia en España.

COMPARTE

¿La Iglesia informa y recomienda con fuerza que se pueden marcar las dos casillas. Este año especialmente tenemos que decir muchas veces que nos tenemos que asegurar de qué casillas marcamos porque puede ser que el sistema muestre ciertas dificultades en mostrar con claridad el tema de las casillas. Por eso hemos realizado el tutorial informativo, porque los ciudadanos tienen que tener libertad para elegir a dónde quieren destinar sus impuestos

La Conferencia Episcopal Española (CEE) y Transparencia Internacional España (TIE) han firmado un acuerdo de colaboración entre ambas instituciones desde mayo de 2016. El acuerdo ha sido firmado esta mañana por D. José María Gil Tamayo, Secretario General de la CEE, y D. Jesús Lizcano Álvarez, Presidente de Transparencia Internacional España, en la sede de la Conferencia Episcopal. En el acto ha intervenido también D. Fernando Giménez Barriocanal, Vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, y Ester Martín, la directora del departamento de Transparencia.

Los acuertos Iglesia – Estado son una serie de documentos firmados por la Santa Sede y el gobierno español para determinar el funcionamiento, los derechos y los deberes de la Iglesia en España. La última renovación se realizó en 1979, cuando España entró en la democracia, respetando la Constitución de 1978, el principio de igualdad y buscando una Iglesia cada día más independiente y libre.

Cada cierto tiempo, sale a la luz una campaña en contra de marcar la casilla de la Iglesia y la casilla de Otros fines sociales de la Declaración de la renta. Esta propaganda tiene como único propósito extender el mantra de que las confesiones religiosas deben autofinanciarse y pagar impuestos, como “el resto de las organizaciones sociales”.

La declaración de la renta es una obligación fiscal para todos los contribuyentes. Hay que tener en cuenta que no en todas las comunidades autónomas existe el mismo régimen fiscal, existen dos excepciones sobre cómo se financian el Estado y las Comunidades Autónomas que afectan a la Asignación Tributaria de la Iglesia.

La Oficina de Transparencia se encarga de velar por el cumplimiento de los 10 compromisos recogidos en el convenio con la organización Transparencia Internacional, de mayo de 2016.

La Iglesia tiene un compromiso de transparencia en la gestión de sus recursos económicos que se resume en 10 líneas de acción muy claras y concretas que se definen en el acuerdo firmado con Transparencia Internacional España.

En el año 2007 la Iglesia renuncio a la exención en el IVA y desde entonces paga el Impuesto sobre el Valor Añadido en todas sus compras y tiene el mismo régimen fiscal que otras tantas instituciones.

Viene siendo frecuente que distintas personas y asociaciones arrojen a la opinión pública la falsa idea de que el Estado dota de una cantidad de dinero a la Iglesia, 11.000 millones o más según leamos, y muestran a la Iglesia como receptora de innumerables beneficios.

«La Iglesia solo recibe hoy para su sostenimiento básico lo que los contribuyentes deciden en su asignación a través del IRPF. Cada año, 9 millones de personas marcan la casilla del IRPF en un gesto de confianza y compromiso que hace mucho por el bien común y que permite a la Iglesia seguir realizando su labor en favor de los demás».

Isidro Catela Marcos responde 10 diez preguntas comunes sobre la economía de la Igleisa. ¿Financia el Estado a la Iglesia? ¿Tiene la Iglesia privilegios fiscales? ¿Paga la Iglesia tasas municipales?

Este informe analiza en profundidad los instrumentos de financiación de la Iglesia Católica. Publicado por Fernando Giménez Barriocanal, se detiene en aquello que entendemos por Iglesia en España, sus fines y, en última instancia, a qué destina sus recursos y cómo los consigue.

La Iglesia no recibe financiación por parte del Estado, se sostiene gracias a la Asignación Tributaria y a la aportación directa de los fieles. Este sistema consiste en que los contribuyentes tienen la posibilidad de decidir si quieren que un pequeño porcentaje de su IRPF sea destinado a sufragar las necesidades de lglesia Católica. El Estado actúa únicamente como transmisor de la voluntad de los ciudadanos.

¿Qué papel jugamos los católicos en el sostenimiento de la Iglesia? ¿Cómo debe ser el nuevo modelo de financiación de la Iglesia? En esta Instrucción Pastoral de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española se describen las bases del nuevo modelo de sostenimiento económico de la Iglesia.

El dinero recibido por la Iglesia Católica tiene principalmente 4 destinos: el mantenimiento del culto (conservación de más de 20.000 parroquias y construcción de nuevos templos), el sostenimiento del clero (20.000 sacerdotes en la actualidad), el ejercicio del apostolado (es decir, el anuncio y la predicación de la Fe) y el ejercicio de la caridad.

¿Sostiene el Estado a la Iglesia? ¿Tiene la Iglesia Católica en España privilegios fiscales? ¿Dónde va mi aportación dominical? Son preguntas que, con frecuencia, aparecen en conversaciones o noticias en los medios de comunicación. Fernando Giménez Barriocanal, Vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española ha respondido a muchas de ellas en esta entrevista concedida a Agencia SIC.

Suscríbete y descubre la labor de la iglesia
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida