Actualidad

Comparte:

El compromiso de la Iglesia con la transparencia en la gestión de sus recursos es la razón de ser de Xtantos. Aquí encontrarás noticias relacionadas con la labor de la Iglesia y los recursos necesarios para llevarla a cabo.

La Iglesia y sus diócesis, junto con todas las organizaciones y grupos que la conforman, tenemos un profundo y firme compromiso social. Durante este 2020 hemos intensificado aún más nuestros esfuerzos frente al coronavirus no solo desde el inicio de la crisis sanitaria, sino previamente a la declaración del estado de alarma nacional, con la detección temprana de la necesidad de ayuda personalizada, especialmente de las personas más vulnerables, gracias a ese contacto cercano y diario que mantenemos de forma constante.

Necesitados de esperanza, de apoyo, de ayuda material.

Estamos viviendo un año especialmente duro, la pandemia está dejando tras de sí dolor y sufrimiento, pero también está mostrando a la luz algo que antes, con el ritmo de vida y nuestro día a día, no teníamos tan presente: la necesidad que ya sufrían muchas personas antes de que el COVID entrara en nuestras vidas y la fragilidad de otras muchas a las cuales esta situación ha dejado totalmente desvalidas.

El Tribunal de Cuentas ha aprobado por unanimidad el informe sobre la fiscalización de la Iglesia que analiza los fondos recibidos a través de los contribuyentes que marcan de forma voluntaria la X a favor de la Iglesia en su declaración de la renta. 

Esto significa que la Memoria Económica y de Actividades que realiza la Iglesia ha documentado y explicado de forma satisfactoria qué cantidad ha recibido a través de la X  y en qué se ha empleado.

La emergencia sanitaria que estamos viviendo estas semanas saca a la luz temores que como humanos tenemos ante la incertidumbre que representa vivir por primera vez una situación semejante. En estas circunstancias es importante mantener la esperanza. La Iglesia mantiene todos sus centros abiertos, especialmente en los que se atiende a los más vulnerables de nuestra sociedad. Hay infinidad de residencias de mayores que sigue cuidando a los que nos han dado la vida. También los centros de acogida a sin hogar o de drogodependientes: congregaciones religiosas, trabajadores, voluntarios, sacerdotes. Todos estamos colaborando en esta difícil situación.

Artículos Destacados

Suscribete al boletín de Xtantos
Entrada no válida
Entrada no válida
Siempre disponibles para conversar