Somos una gran familia contigo
† Antonio Cañizares Llovera

Os pido que améis profundamente a la Iglesia diocesana, en la que está y vive la Iglesia una y única, universal. Os exhorto vivamente, con todo mi ser, a que os sintáis Iglesia, que viváis la comunión con la Iglesia, presidida por el sucesor de Pedro, el papa, y los obispos en comunión con él.

Queridos diocesanos: próximamente celebraremos el Día de la Iglesia Diocesana, nuestra gran familia. Os pido que améis profundamente a la Iglesia diocesana, en la que está y vive la Iglesia una y única, universal. Os exhorto vivamente, con todo mi ser, a que os sintáis Iglesia, que viváis la comunión con la Iglesia, presidida por el sucesor de Pedro, el papa, y los obispos en comunión con él. Mi gran pasión y mi gran amor es la Iglesia. Es lo mejor que me ha podido pasar: encontrarme con la Iglesia, ser Iglesia, ser acogido por ella, ser hijo el de la Iglesia, nuestra madre. Reconozco con gozo que en Valencia se ama mucho a la Iglesia, se vive hondamente el sentir con la Iglesia, la comunión con la Iglesia. Una de las notas que, gracias a Dios, más caracterizan a Valencia es su viva y fuerte eclesialidad.

Entre mis prioridades está alentar este gran amor y esta gran realidad que es la Iglesia, gracias a la cual nos encontramos con Jesucristo y participamos de su amor. ¡Vivid el gozo de ser Iglesia! Solo así podréis encontraros con Jesucristo y permanecer en su amor y en el amor a los hermanos que ta conforman. Nunca dejéis la Iglesia. No la abandonéis. No la separéis de la fe en el Señor. Él está en ella hasta el nal de los siglos, siempre, no la abandona: la ama y se ha entregado por ella.

Ayudad a nuestra querida y entrañable diócesis de Valencia, somos todos una gran familia. Ayudadla colaborando en su obra evangelizadora y apostólica. Sed generosos. Mantenedla en sus necesidades, que son las nuestras. No escatiméis en vuestra ayuda económica para que pueda atender adecuadamente las necesidades de su misión, sobre todo en su atención prioritaria a los pobres.

Que Dios os bendiga a todos.

Artículos Destacados