Somos una gran familia contigo

† Vicente Juan Segura

La Iglesia es una gran familia, «la gran familia de los hijos de Dios», donde se nace a la fe, se comparten las responsabilidades y se favorece el crecimiento espiritual de sus miembros. Los sentimientos y actitudes propios de la familia han de vivirse también dentro de la Iglesia.

Queridos diocesanos de Ibiza y Formentera: el Día de la Iglesia Diocesana es una importante jornada que tiene por objetivo reavivar la conciencia de lo que es y significa para cada católico su propia Iglesia local, y también realizar una colecta para ayudar a nuestra diócesis en sus muchas necesidades. Los dos objetivos son importantes y deben ser vividos como complementarios uno del otro. La jornada de este año tiene como lema: «Somos una gran familia contigo». La familia es fundamental para el crecimiento y la maduración de las personas; es el ámbito privilegiado para la transmisión de la vida, el lugar donde se vive la corresponsabilidad y la división de las tareas, se crea el ambiente propicio para el crecimiento de sus miembros y se favorece la mutua ayuda.

La Iglesia es una gran familia, «la gran familia de los hijos de Dios», donde se nace a la fe, se comparten las responsabilidades y se favorece el crecimiento espiritual de sus miembros. Los sentimientos y actitudes propios de la familia han de vivirse también dentro de la Iglesia. La institución familiar ayuda a comprender el misterio de la Iglesia y la Iglesia nos recuerda cómo ha de ser una familia.

No debemos olvidar que la Iglesia es una gran familia que aporta mucho a la gran familia humana. El lema de este año finaliza con la palabra “contigo”. La gran familia que es la Iglesia que peregrina en nuestras Islas de Ibiza y Formentera cuenta contigo, con cada uno de vosotros y vosotras, juntos hacemos Iglesia. ¡Contigo!

Sé bien que los ibicencos y formentereses sois siempre generosos; así lo demuestran las campañas de la Misiones, de Manos Unidas, de Cáritas y tantas otras. Con motivo de esta Jornada quiero hacer, una vez más, un llamamiento a vuestra generosidad para con nuestra Iglesia diocesana de Ibiza. Nuestra misión no se puede llevar a cabo sin medios económicos: la justa retribución de los sacerdotes, la ingente obra de catequesis y otras obras apostólicas, sostener y reparar los templos y casas parroquiales más allá de las ayudas que recibimos agradecidos por parte de las autoridades civiles, la necesidad de construir nuevos templos en zonas de asentamiento de la población, la falta de locales para actividades imprescindibles de la vida pastoral, etc.

Por eso os invito a ser generosos con nuestra diócesis, de la que formamos parte todos, con sus necesidades, también materiales, para que entre todos, podamos hacer que la Iglesia, nuestra Iglesia, sea una verdadera comunidad de personas, familias y grupos que se acercan a Dios y, con Él, caminan por las sendas de la vida terrena.

Artículos Destacados