Somos una gran familia contigo
† Manuel Herrero Fernández

Algunos no comprenden qué es la Iglesia diocesana. Sin entrar en tecnicismos, la diócesis es la familia de Dios aquí.

Queridos hermanos y hermanas: está cercano el Día de la Iglesia Diocesana, de nuestra Iglesia diocesana de Palencia.

Algunos no comprenden qué es la Iglesia diocesana. El Concilio Vaticano II dice que «la diócesis es una porción del Pueblo de Dios que se confía a un obispo para que la apaciente con la colaboración de su presbiterio. Así, unida a su pastor, que la reúne en el Espíritu Santo por medio del Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular» (CD, 11). Dicho de otra manera menos técnica, quizás, es la familia de Dios aquí. Dios Padre, que nos ama tanto que nos ha entregado a su Hijo Jesús, nuestro hermano, y nos regala su Espíritu, su amor, su fuerza, su vida, nos ha hecho sus hijos y, por lo tanto, somos hermanos entre nosotros. Pero no podemos ni debemos cerrarnos: viviendo en la verdad y en el amor mutuo y fraterno, tenemos que atraer a otros para que experimenten felizmente con nosotros la alegría de sabernos familia.

Tú también eres miembro de esta familia. Como cada uno, tienes a Dios por Padre, y a la comunidad cristiana, a la Iglesia, por madre; a Jesucristo, el Hijo Primogénito de Dios, y a cada cristiano por hermano; al Espíritu Santo como si fuera la sangre común que nos da vida y nos hace vivir y nos vincula en el amor.

Artículos Destacados