Somos una gran familia contigo

† Casimiro López Llorente

Como cada año celebramos el Día de la Iglesia Diocesana. Es una ocasión muy apropiada para conocer nuestra Iglesia diocesana, para sentirla como propia y para amarla como nuestra madre en la fe y como nuestra propia familia. Nuestra diócesis de Segorbe-Castellón no es algo ajeno a cada uno de nosotros; es nuestra Iglesia, de la que formamos parte todos los católicos que vivimos en el territorio diocesano, es la gran familia de los creyentes, nuestra propia familia.

Como cada año celebramos el Día de la Iglesia Diocesana. Es una ocasión muy apropiada para conocer nuestra Iglesia diocesana, para sentirla como propia y para amarla como nuestra madre en la fe y como nuestra propia familia.

Nuestra diócesis de Segorbe-Castellón no es algo ajeno a cada uno de nosotros; es nuestra Iglesia, de la que formamos parte todos los católicos que vivimos en el territorio diocesano, es la gran familia de los creyentes, nuestra propia familia. Nuestra Iglesia diocesana es un don del amor gratuito de Dios para todos y cada uno de nosotros. Es querida por Cristo y está alentada por la presencia del Espíritu Santo para ser el lugar de la presencia del Señor y de su obra salvadora entre nosotros y para nosotros. Él mismo nos ha encomendado la hermosa tarea de anunciar el Evangelio, de celebrar los sacramentos, de vivir el amor para que la obra de su Salvación llegue a todos. Hemos de saber acogerla con gratitud y amarla de corazón.

Con frecuencia los católicos acudimos a la Iglesia solo cuando la necesitamos; satisfecha nuestra necesidad la olvidamos y vivimos al margen de ella, de su vida y de su misión, y de sus necesidades personales y materiales. Con frecuencia no valoramos debidamente tantos bienes recibidos a través de ella como son, entre otros: la fe en Jesucristo y su Palabra, la vida nueva del bautismo, la eucaristía y los demás sacramentos, la educación en la fe de niños, adolescentes, jóvenes y adultos, el acompañamiento de matrimonios y familias, la atención a mayores y enfermos, la continua renovación de nuestras personas, la ayuda en la necesidad, el compromiso con nuestra tierra y la esperanza en la vida eterna.

A los católicos nos urge redescubrir y vivir nuestra identidad cristiana y eclesial. Ambas son inseparables. No se puede ser cristiano al margen de la comunidad de los creyentes. Amar, sentir y vivir la Iglesia como algo propio no será posible si cada uno no vive la fe y la vida nueva recibidas en nuestro bautismo. Ser cristiano no se reduce a recibir el bautismo y el resto de los sacramentos, o cumplir con el precepto dominical. Cristiano es quien cree personalmente en Cristo y se adhiere a Él; quien acoge y vive día a día el don de la fe y la nueva vida del bautismo, como verdadero regalo y no como carga; quien deja que Jesús y su Evangelio conformen su pensar, sentir y actuar; quien da testimonio de su fe y se compromete en la transformación de la sociedad y del mundo. Cristiano, en una palabra, es quien sigue y vive unido personalmente a Jesús y a su Evangelio, y esto siempre en el seno de la comunidad de los creyentes, en la Iglesia. Un cristiano es ningún cristiano, decía san Agustín. Somos cristianos junto con el resto, como miembros de una gran familia: la familia de los hijos de Dios y de los hermanos creyentes, discípulos y misioneros de Jesús.

Nos urge recuperar el amor a nuestra Iglesia, valorar y agradecer los bienes que recibimos en ella. Es preciso tener claro que somos parte de ella, que la necesitamos y que queremos vivir en y con la Iglesia comprometidos con su vida y su misión. Ante las dificultades ambientales y políticas del momento presente no podemos vivir avergonzados o acomplejados por ser católicos. Sabemos bien de quién nos hemos fiado: del Señor Jesús Resucitado.

La prueba del grado de nuestro amor a nuestra Iglesia será nuestro compromiso en la vivencia de la fe y vida cristianas, en la cooperación en su vida y tareas y en la generosidad de nuestra colaboración económica. Muchas gracias a todos.

Con mi afecto y bendición.

Artículos Destacados