Somos una gran familia contigo

† Jaume Pujol Balcells

Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Un saludo muy cordial. El domingo 11 de noviembre celebraremos un año más el Día de la Iglesia Diocesana, también llamada Diada de Germanor. Día en que se ofrece a los fieles de cada diócesis la situación económica de la Iglesia diocesana, y a la vez se pide la ayuda económica necesaria para el sostenimiento de la misma.

Versió en català

Un saludo muy cordial. El domingo 11 de noviembre celebraremos un año más el Día de la Iglesia Diocesana, también llamada Diada de Germanor. Día en que se ofrece a los fieles de cada diócesis la situación económica de la Iglesia diocesana, y a la vez se pide la ayuda económica necesaria para el sostenimiento de la misma.

La diócesis es una parte de la Iglesia; cada diócesis es lo que se llama una Iglesia particular, con su historia, sus instituciones, sus necesidades. La archidiócesis de Tarragona es sin duda de las más antiguas de la península, con una historia riquísima llena de momentos estelares. En estos momentos hay 201 parroquias, con más de 500 templos, centros de culto, ermitas, etc.

Decía antes que en la archidiócesis hay muchas instituciones todas ellas al servicio de los católicos, pero también de todas aquellas personas que tengan alguna necesidad y se acerquen a pedir ayuda. Porque las estructuras de la Iglesia diocesana están al servicio de todos. Los templos y ermitas, los servicios de la curia diocesana (patrimonio, economía, medios de comunicación, secretaria, etc.), catequesis, Cáritas, la Llar Natalis –centro de acogida para madres gestantes con riesgo de aborto–, centro de formación para el tiempo libre, los espacios del Edificio Seminario (el llamado Centro Tarraconense) con su biblioteca, los Museos Diocesano y Bíblico, el Archivo diocesano, la catedral, el seminario interdiocesano, etc. Todo al servicio de todos.

Cada parroquia, y también algunas de las instituciones que antes he mencionado, se autofinancian económicamente, y todas, cada una según sus posibilidades, aportan al llamado fondo común diocesano; así, las parroquias con más recursos ayudan a las que tienen menos. Pero hay muchas de las instituciones antes mencionadas que son muy deficitarias por naturaleza y que precisamente para seguir realizando todas las actividades pastorales en esta jornada se recogen fondos para poder seguir trabajando y ayudando.

Desde hace unos años, el movimiento económico de la diócesis está en la página web (arzobispado de Tarragona) y se pueden consultar, cumpliendo así la ley de transparencia que se nos exige. En estos momentos se puede hacer un ingreso directamente a través de esa página web. Os invito a visitar esta página y a daros cuenta de las necesidades que tiene la diócesis en cuanto tal.

No quiero dejar de dar las gracias a todas las personas que ayudáis a la Iglesia, sea a vuestra parroquia o directamente a la archidiócesis; que Dios os lo pague. Seguid ayudando y haced esfuerzos para que vuestros amigos y personas cercanas conozcan la Iglesia diocesana y sean también generosas con ella.

Recibid, con todo mi afecto, mi bendición

Artículos Destacados