Somos una gran familia contigo

† Josep Àngel Saiz Meneses

Apreciados/das: durante este curso 2017-2018 que hemos iniciado, nuestra diócesis se ha planteado diversos objetivos, de acuerdo con el Plan Pastoral Diocesano vigente.

Versió en català

Apreciados/das: durante este curso 2017-2018 que hemos iniciado, nuestra diócesis se ha planteado diversos objetivos, de acuerdo con el Plan Pastoral Diocesano vigente.

Entre ellos hay varios que se refieren a la importancia de la formación como cristianos en medio de un mundo tan cambiante. Por un lado, se ha creado un equipo que organice y coordine la formación permanente en la diócesis, un equipo ágil, itinerante, efectivo, que pueda ofrecer cursos monográficos sobre temas de máxima actualidad o bien cursillos sobre temas de fondo. Hay otro objetivo que se refiere a organizar periódicamente un curso de anuncio de la fe en Jesucristo para las personas alejadas de la fe y para las personas no bautizadas. Y un tercero es coordinar diocesanamente la pastoral prematrimonial y el trabajo con los acogedores de bautismo y elaborar los materiales de apoyo en esta apuesta tan importante por la pastoral familiar.

Por otro lado, otro objetivo muy importante para el futuro de nuestras comunidades es el de propiciar una coordinación eficaz entre la catequesis de comunión y los movimientos infantiles. La continuidad después de la celebración de los sacramentos de la eucaristía y la confirmación y su articulación y coordinación con los movimientos infantiles y juveniles podemos decir que es una asignatura aún pendiente en muchos lugares. A la vez es una cuestión de la máxima trascendencia de cara al futuro, y nos debemos aplicar a fondo para encontrar los caminos de futuro. En una línea similar aunque en el lado de los adultos, tenemos otro objetivo: promover y potenciar el asociacionismo laical, en coordinación con los movimientos para favorecer la dimensión evangelizadora de los laicos. El papa Francisco en la exhortación apostólica Evangelii gaudium, afirma que los laicos son la inmensa mayoría del Pueblo de Dios y que ha crecido la conciencia de su identidad y de la misión del laico en la Iglesia (cf. n. 102).

Finalmente, hay un objetivo que se refiere a la acción caritativa y social, muy importante y significativo en el momento actual y siguiendo el deseo y la sensibilidad de tantas personas que colaboran en nuestras Cáritas: organizar y ofrecer a todos los ámbitos de la pastoral y especialmente en las parroquias medios humanos y materiales para la acogida de los pobres y de los que pasan necesidad, así como atención espiritual y un trato personalizado que haga posible su integración en las comunidades cristianas. No se trata simplemente de distribuir de forma mecánica lotes de comida o de ropa, etc., se trata de acoger un hermano, de atender un hermano no solo en los aspectos materiales, sino de una manera integral.

Estos objetivos son una muestra de la intensa actividad de nuestra diócesis tanto en el campo celebrativo, como en el formativo y el de servicio y atención a las personas. Unos objetivos que nos ayudan a trabajar coordinadamente y en una misma dirección. Unos objetivos que necesitan del apoyo de todos los diocesanos, tanto a nivel material como espiritual. Como nos recuerda el lema de este año, «Somos una gran familia contigo». Gracias pues un año más por tu colaboración en el sostenimiento y apoyo a la vida de la Iglesia, de la que tú también formas parte como bautizado y miembro activo. Recibe mi bendición.

 

Artículos Destacados