En el mes de abril se inauguró la XIV edición en la localidad burgalesa de Lerma, que este año está dedicada a la figura de los ángeles.

Tres décadas de trabajo convierten a Las Edades del Hombre en uno de los proyectos culturales más importantes de todo el país y, sin duda, en el más destacado de los relacionados con el patrimonio religioso. Desde que en el año 1988 se abrieran las puertas de su primera exposición en la catedral de Valladolid, más de once millones de visitantes corroboran el valor evangelizador y el sentido catequético de las 23 muestras que se han realizado en todas las catedrales de Castilla y León, templos y localidades emblemáticas, sin olvidar las dos celebradas en Amberes y Nueva York. En todo este tiempo, alrededor de 5.000 piezas se han estudiado, catalogado y, en muchos de los casos, restaurado en los talleres del monasterio de Santa María de Valbuena, la sede de la Fundación en plena ribera del Duero.

Nombres esenciales del arte español, como El Greco, Francisco de Goya, Gregorio Fernández, Pedro Berruguete, Zurbarán o Alonso Cano se mezclan con firmas actuales, como las de Antonio López, Venancio Blanco, Joan Miró, José Vela-Zanetti, Benjamín Palencia o Antonio Saura. Algo que se ha convertido en una seña de Las Edades: el fomento y promoción del arte sacro contemporáneo. Estas premisas le han valido a este arraigado proyecto el ser merecedor de varias distinciones; las más destacas han sido la Medalla de Oro de Castilla y León, así como una candidatura al Premio Príncipe de Asturias a la Concordia.

Además de todo este trabajo expositivo, en la actualidad la labor de la Fundación Las Edades del Hombre ha ido evolucionado hacia la gestión del patrimonio, con iniciativas que abarcan desde la consultoría y asesoramiento en museos, diseño de proyectos, la recuperación cultural de espacios religiosos abandonados o la catalogación digital de los bienes artísticos de las diócesis.

Jesús Barro

Director de Comunicación de Fundación Las Edades del Hombre

Suscribete al boletín de Xtantos
Entrada no válida
Entrada no válida
Siempre disponibles para conversar