Toledo

Centro de acogida a mujeres víctimas de violencia

La última parada de Un viaje Por Tantos tuvo lugar en Toledo, donde fueron testigos de cómo la Iglesia se implica a fondo en atajar la violencia contra las mujeres. Virginia Sanz, responsable del proyecto Rompe tu silencio, de Cáritas, fue la encargada de enseñar a los visitantes la casa de acogida para mujeres que huyen de la violencia y para sus hijos menores. «El año pasado acogimos a 60 víctimas, y a más de 70 menores», detalla. La acogida del piso se complementa con la labor diaria en el centro de atención, donde Sanz y su equipo las ayudan a todo: «Desde hacer una matrícula para el colegio de los niños hasta acompañarlas al médico o al juzgado para que no tengan que ir solas». Es un trabajo de 24 horas. El testimonio de dos mujeres que han huido de los malos tratos resultó muy impactante.

El año pasado acogimos a 60 víctimas, y a más de 70 menores

«Nos faltan recursos, y muchos. Nos falta personal y con más fondos podríamos hacer un trabajo mejor, sí, pero lo hacemos lo mejor posible», prosigue Sanz, quien destacó ante el grupo que «nuestro proyecto se financia del IRPF, pero con esto no llega. El Arzobispado nos da dinero para continuar, porque con la ‘X’ no es suficiente». La responsable de Rompe tu silencio confiesa que «la reacción de los visitantes ha sido muy buena. Uno de ellos se ha sorprendido de que solo tuviéramos un piso de acogida.

“¿Cómo es posible que todo este trabajo que hacéis sea solo en un piso, en uno solo?”, me han preguntado. La vivienda está dentro de un edificio de Cáritas donde hay familias con otras necesidades, y ellos se creían que todo era para violencia de género. “Es que esto vale mucho dinero. Ojalá tuviéramos medios para acoger a muchas más personas que lo necesitan”, le he respondido», concluye.

Proyectos